sábado, 14 de enero de 2012

32

Llevo toda mi vida creyendo en el amor, creyendo en que algún día encontraría a mi príncipe azul, a mi media naranja, a mi alma gemela. Pero ya no, ya me he caído del burro las suficientes veces como para darme cuenta de que los príncipes solo existen en los cuentos. Que en la vida real no todo es tan bonito como te lo pintan. Que yo he querido mucho, pero me han querido poco. Que mi prioridad ya no va a ser ÉL, la cambio por un YO. Que yo te Hamo, sí, con h. Porque es un error. Y los errores hay que corregirlos.

2 comentarios:

  1. Muy bonito (y triste), Arancha. Sobre todo lo de Hamo, por ser un error :)

    ResponderEliminar
  2. el individualismo mal asumido no conduce a nada. Es mejor probar otro amor que caer en la generalización e idealización del hombre. Todos somos como todos, con nuestro toque personal.

    ResponderEliminar