lunes, 26 de diciembre de 2011

31

Hacemos como que no pasa nada. Que estos seis meses de tiras y aflojas no nos importan, hacemos como que no nos importamos. Nos conformamos con vernos dos veces a la semana cuando a mí no me importaría pasarme los días enteros contigo. Nos va lo de querernos un ratito y olvidarnos después. Y queriendo o sin querer, nos hacemos daño. Tú me haces daño. Eres un cobarde empeñado en que lo mejor es que cada uno vaya por su lado, cuando en el fondo sabes que los dos caminamos por el mismo. Que tú no eres sólo tú, ni yo soy sólo yo. Que somos tú y yo. Pero no lo ves, o no quieres verlo.
Fingimos que no sentimos nada el uno por el otro, y así nos va.