viernes, 15 de julio de 2011

29

Llega a ser insoportable. Nunca he querido desear nada respecto a él, porque sabía perfectamente donde me estaba metiendo, pero lo he deseado sin querer... y ahora, todo parece diferente. Todo duele si no puedo sentirle, pero en sus brazos nada puede hacerme sentir mejor. Pero el pasado, por muy reciente que sea, siempre será pasado y el olvido, cuanto más lento sea, más dolerá. Sólo desearé su felicidad, aunque sepa que ésta jamás estará entre mis brazos. Podría decirle mil palabras de amor, podría intentar convencerlo de que soy lo que necesita, y sin embargo, prefiero quedarme viendo como poco a poco se aleja... Tal vez por miedo, o tal vez porque soy demasiado cobarde para enfrentarme otra vez a este sentimiento. O, lo que es mas probable: Tal vez porque en el fondo hasta yo sé que no soy lo suficientemente buena para él.

1 comentario:

  1. este escrito es como anillo al dedo de lo que vivo actualmente, me siento bien porque alguien puede estar sintiendo algo identico a lo mio, es triste, pero todo tiene su fin, aunque no sea lo óptimo para uno es lo que es y nada más

    ResponderEliminar