viernes, 19 de noviembre de 2010

20º (Los arrepentimientos se la comieron)

Me la encontré allí, encogida en la última esquina de la habitación. Estaba temblando. No le pregunté qué le pasaba porque ya lo sabia. Tenía los ojos inchados de tanto llorar y el rímmel se le había corrido hasta las mejillas, el pelo desordenado y rubio le caía por debajo de los hombros. Su piel estaba más pálida de lo habitual, casi translúcida, como si llevara allí encerrada años. Me acerqué despacio hasta ella y la miré a los ojos. Tenía la mirada perdida, su inexpresividad me dejó sin palabras. Entonces comprendí que no se iba a recuperar nunca, que ya no volvería a ser la misma... y allí la dejé, ahogándose en sus propias culpas, ahogándose con sus propias mentiras.

7 comentarios:

  1. Que angústia.
    Que bien te expresas!

    unbesitto!=)

    ResponderEliminar
  2. Hola! me encanto su pagina!!

    Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

    Suerte con su web!
    Ana Maria

    ResponderEliminar
  3. es importante expresarse bien, pero es más importante decir algo que valga la pena.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, y la foto de la cabecera de Sid y Cassie es genial :)

    ResponderEliminar
  5. Señora Mc-callister!fiiiiiiirmes
    me gusta el bló!

    ResponderEliminar
  6. cuando se descubren las mentiras siempre termina en un "te arrepiento.."

    ResponderEliminar