martes, 2 de junio de 2009

Sí, definitivamente me gusta esta sensación, me gusta sentarme enfrente del mar y cerrar los ojos. Me gusta sentir el roce del viento en mis mejillas, me gusta el olor a salado que desprende. Me gusta venir aquí para pensar en tí, en nosotros...Sigo con los ojos cerrados, te veo a tí constantemente, las imágenes pasan por mi cabeza como diapositivas y no puedo dejar de sonreir porque a pesar de los malos momentos, siempre sobresalen los buenos. Cómo me gustaria que estuvieras aquí, sentado a mi lado, agarrándome la mano, cómo me gustaria decirte lo muchísimo que te quiero, cómo me gustaria que esto no acabase nunca..Pero no estás y por mucho que me engañe no vas a estar nunca, y eso es lo que más me jode.

No hay comentarios:

Publicar un comentario