martes, 2 de junio de 2009

Recórreme el alma, bébete mi cuerpo, erízame la piel con tus besos, respírame al oído y folláme hasta que se agote el último gemido de mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario