lunes, 1 de junio de 2009

Le gusta estar sola, le gusta reflexionar sobre su vida y las personas que la rodean, le gusta la soledad hasta el punto en que el silencio se ha convertido en su mejor amigo. Siente que nadie la entiende, que a nadie le importa, se siente tan sola, tan minúscula, tan poca cosa...pero ha terminado acostumbrándose, ya ni siquiera llora, porque se le han gastado todas las lágrimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario